RUTAS A PIEhoja-peq

Las fuentes son las mayor riqueza de nuestra sierra y las encontraréis en todas estas caminatas que podéis realizar.

 

Hasta los años 30 del siglo pasado existían zonas de labranza conocidas como cierros, que eran sembrados por las familias que no disponían de tierra propia. El agua de las fuentes se conducía por regueros a pequeñas albercas que servían para regar esos terrenos.

 

Hoy en día estos manantiales siguen manando abundante agua, y alguno de ellos ha sido reconstruido últimamente con la colaboración desinteresada de gente de Casavieja, y el objetivo es terminar arreglando todos los que rodean al pueblo.

1. Ruta desde la casa

Si seguimos hacia la izquierda el camino forestal que llega a la casa, cruzaremos diferentes terrenos en los que es fácil ver caballos y vacas. También son impresionantes las vistas que hay de los montes y puertos que rodean el pueblo. A unos diez minutos llegamos hasta la Charca de las Cabras, una piscina natural muy animada en los meses de buen tiempo, que cuenta con un bar para tomar un refrigerio y con terrazas para disfrutar del sol. Si continuamos, llegaremos hasta la piscina municipal para acabar en la zona conocida como Fuente Helecha, que tiene mucho ambiente -sobre todo en la época estival- y un bar que ofrece conciertos.

 

Duración: 30 minutos.

ruta desde la casa
2. RUTA A PUERTO ALACRÁN

Desde la carretera que va del pueblo a la casa rural, en un lugar conocido como Mesegarejo sale un camino señalado con la piedra que podéis ver en la foto y que es el comienzo de esta ruta señalizada con marcas blancas y amarillas. Es una trocha de las denominadas de herradura, porque nuestros antepasados la utilizaban con sus animales de carga: caballos, mulas y burros, para el intercambio de mercancías con el otro valle.

 

El camino asciende desde los 600 a los 1.700 metros de altitud. Este sendero se puede hacer por tramos ya que lo atraviesan 3 pistas forestales. No hace falta llevar agua ya que a lo largo del recorrido se pasa por siete fuentes.

 

Duración: 3 horas y media.

ruta Puerto Alacrán
3. RUTA DEL ROBLE HERMOSO

Señalizada con marcas blancas y amarillas, empieza en el arroyo Lázaro cerca del segundo puente de la carretera que va a Mijares y finaliza en el pocillo de las Tejadillas. Durante el recorrido se pasa por la zona conocida como la Hondonada, la granja escuela, Ceniceros, la Cuchara, Poyales y la Mata, y se puede disfrutar de cuatro fuentes: la de Roble Hermoso, la del Collado, la de la Mata y la de las Tejadillas.

 

Duración 3 horas y 15 minutos.

ruta del Roble Hermoso
4. RUTA LAS VAQUERIZAS

La ruta está señalada con hitos de piedra y comienza al lado de la fuente Helecha. Pasa al principio por extensas pinaras donde se realiza la recoleccion de resina, también recorre una zona donde encontraremos castaños hasta llegar al cruce de la fuente Gonzala. Se tiene que atravesar el camino y seguir hacia arriba por pinaras donde se llega al refugio de Majamel para seguir hacia arriba hasta la pradera de los Calamochos donde cogemos una trocha marcada por piedras que llega a la pradera de las Vaquerizas. Después hay que pasar por unos regueros para concluir en la esplanada de la pradera.

 

Duración 3 horas.

ruta Las Vaquerizas
5. RUTA DE LOS MOLINOS

Es una ruta muy sencilla en la que se puede disfrutar del paisaje típico de monte bajo: pino, jara, alcornoque, castaño y retama. También es una zona de interés micológico en la que abundan los níscalos y setas de temporada. Tampoco se tiene que llevar agua, ya que desciende cerca de la garganta.

 

Duración 2 horas.

ruta de los molinos
6. RUTA HASTA PIEDRALAVES

El sendero GR 180 une en 8 etapas los dos extremos del valle del Tiétar. Una de esas partes empieza en la calle Huertos Nuevos, y continúa por la carretera de las urbanizaciones hasta la calle Escardinchal, donde gira, y abandona Casavieja por la calle El Caño. Una vez aquí, un camino baja a cruzar la AV-901 y continua al otro lado de la carretera en dirección al viejo molino y al puente de piedra, que salva la garganta de la Cereceda para, por su margen izquierda, descender a cruzar de nuevo otra carretera, la CL-501. Prosigue la marcha por un camino pegado al cauce, discurre unos metros por él hasta que finalmente lo atraviesa y se aleja. Más adelante se llega a una encrucijada de caminos en la que se cambia bruscamente de dirección y donde una línea eléctrica servirá de referencia para cubrir el siguiente sector de la ruta. Al final, en un nuevo cruce transversal, abandonamos el tendido eléctrico que hasta ahora nos ha guiado y pasamos por el arroyo Butraguillo para introducirnos temporalmente entre muros. Las paredes terminan en un prado abierto que nos anticipa la finálización del camino en la carretera. Sin embargo, no se sale a ella, sino que se toma un breve sendero que conecta con otro camino adyacente que se adentra en el espacio laberíntico de la dehesa Boyal, una zona ganadera poblada de alcornoques, robles, fresnos y pinos. Pasa por la fuente Navalmohalla y, tras una ligera cuesta, se llega a la cooperativa agrícola. Por encima de ella cogemos la carretera y entramos en Piedralaves.

 

Duración 4 horas.

Ruta a Piedralaves

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR